Dos miedos. Escucha y silencios en los ensayos fotográficos de Marta María Pérez y René Peña.

¿Qué es el Miedo? 

Atendemos a esta pregunta con la misma cautela que cuando nos piden definir lo que creemos que es el arte, la muerte, la envidia, la soledad, …  Y entonces respondemos con frases pre hechas, nos ponemos a buscar  respuestas que intentarán  ser originales o nos protegeremos de la nimiedad con el silencio.

Nosotros  hemos decidido comentarles sobre el asunto desde nuestras obras fotográficas. Lo asumimos como ensayo (opiniones no científicas) dispuestos a un diálogo blando.

Cuando no sabemos la causa de una enfermedad, la vida o la muerte, nos inventamos respuestas, trucos inesperados y tenemos dos caminos: 

  • 1 Acudimos a la ciencia “exacta” y pulcra.
  • 2 Buscamos al pastor o al hechicero, que suena más bonito que brujo, pero que es lo mismo. 

Del primer camino salimos con un veredicto casi siempre irrevocable, soluciones exactas e inflexibles, listas para llevar los atuendos negros del luto prematuro. De ahí provienen los personajes de la obra de René, con una carencia generalizada de esperanza; estáticos, desprovistos de todo drama a expensas de los eventos que alimentan sus puestas en escena y temerosos de ecuaciones científicamente irrefutables, de esas que escogen nuestros gobiernos para -como doctores de bata blanca- educarnos con certezas que al final pocas veces o nunca resultan.

La segunda opción nos deja en la duda. Por eso los sujetos que componen la obra de Marta María hacen alusión a la astucia humana en forma de ritualidades practicadas para sobrevivir en un mundo donde la ciencia trata de usurpar el espacio inconmensurable de lo espiritual. Sus personajes se mueven en el plano de lo oculto, en un umbral  que atemoriza, y a la vez por eso se mantienen eternamente alertas y vivos . Van de blanco envueltos en  espacios finitos de luz colindante con la incertidumbre, que aquí es sinónimo de Esperanza. 

Las cabezas que dibuja Marta se cubren con un velo blanco proveniente de una experiencia desconocida, pero certera; y las de Peña, con las canas de la amargura del fuego pérfido de las inquisiciones, al mismo tiempo desafiantes, seguras y tangibles.

René Peña / Marta María Pérez. 

Diciembre 2023.