Revista Casa del Tiempo No. 12

Los invitamos a leer la Revista Casa del Tiempo no. 12 “Diálogo: 50 años de la Difusión Cultural en la UAM”.

Con el ánimo de estimular un diálogo crítico a propósito de los 50 años de la difusión cultural en la uam, convocamos a los universitarios a responder algunas preguntas. ¿Cómo se han difundido, promovido y desarrollado en la universidad la literatura, la danza, el teatro, las artes visuales o el cine durante las últimas cinco décadas? ¿Cuáles han sido los retos, los obstáculos y las satisfacciones de esos esfuerzos? ¿Cómo se proyectan al futuro próximo? El saldo de esa convocatoria fue provechoso. Recibimos textos que, desde diversas posturas y realidades, emprenden un recuento general, cuestionan los proyectos fundacionales, abogan por la conservación del acervo artístico de la institución y se preguntan cómo involucrar en las artes —no sólo como espectadores sino como practicantes— a los miembros de la comunidad universitaria.

En Travesías, Mariana Martínez Bonilla y Mayra Rojo reseñan dos cintas latinoamericanas recientes: Sanctorum, de Joshua Gil, y Herbaria, de Leandro Listorti. Por su parte, Carlos Alberto Rodríguez recorre la obra del cineasta canadiense David Cronenberg a partir de su última producción, Crímenes del futuro.

En Imagos, ofrecemos una selección de la obra del artista plástico Olivier Dautais —bajo una presentación de Juan Heiblum— incluida en la exposición “El caso de la primorosa impronta” que se exhibió en la Casa de la Primera Imprenta de América.

Víctor M. Gálvez Peralta, en Ágora, indaga en los textos de un puñado de extranjeros en México —desde Antonin Artaud hasta Frank Tannenbaum— y sus proyecciones político-culturales del México posrevolucionario.

En Fractales, Marina Porcelli ensaya en “El asesino dentro de mí” una original explicación de nuestra necesidad por resolver un crimen, la cual se expresa con el único interés de comprobar que no somos nosotros los asesinos; Maximiliano Sauza Durán, por otro lado, nos entrega sendos acercamientos ficcionales al trabajo creativo de tres maestros: Durero, El Greco y Rembrandt; Alina Dadaeva nos revela la curiosidad de Fiódor Dostoievski por el fenómeno social del espiritismo; y Daniella Blejer desarrolla una historia de sueños y viajes espacio-temporales en el relato “Narcolepsia”.

En el suplemento electrónico Tiempo en la casa, Vladimiro Rivas Iturralde revisita dilatadamente los cuentos del narrador ruso Antón Chéjov.